Ozonoterapia

Elimine el dolor de hombro con Ozono

El dolor de hombro es una de las cusas mas comunes de consulta en la Clínica del Dolor, afectando desde jóvenes hasta ancianos, siendo la causa mas común de esta dolencia la tendinitis del manguito de los rotadotes, un conjunto de músculos que se insertan alrededor del hombro y le permiten realizar una serie de movimientos complejos tales como lanzamiento de una pelota, levantar un objeto, jugar tenis, realizar movimientos repetitivos en una línea de ensamblaje en una fabrica, etc., la tendinitis del manguito de los rotadores puede producirse en forma aguda ( súbita ) después de un movimiento violento, tal como una caída ò levantar un objeto pesado ó en forma gradual como consecuencia de movimientos repetitivos del hombro que poco a pocos van generando inflamación y desgaste a nivel de los tendones de estos músculos tan importantes para el movimiento y la estabilidad del hombro.

Cuando se presenta dolor en el hombro que limita la los rangos de movimiento de la articulación ya sea porque el paciente no puede moverlo o porque inconcientemente los limita por miedo a provocarse dolor, es importante acudir al medico para buscar ayuda en forma temprana, con el fin de eliminar de eliminar el dolor y recuperar la movilidad normal de la articulación lo antes posible, ya que el ignorar el padecimiento y dejar transcurrir el tiempo, puede ocasionar que el enfermedad evolucione hacia otro padecimiento que se conoce como capsulitis adhesiva u hombro congelado, entidad en la cual se van formando adherencias alrededor de la articulación del hombro que limitan los movimientos completos de la articulación ocasionando dolor crónico el cual es mas complejo de tratar.

Frecuentemente la tendinitis del hombro se acompaña de inflamación de las bursas, que son como pequeñas bolsas llenas de líquido que se encuentran entre los tendones y sirven par lubricar y suavizar los movimientos de lo mismos. Estas finas estructuras también son susceptibles de inflamarse y generar mucho dolor y limitación funcional.

Otras causad de dolor en el hombro incluyen Artritis, infecciones, ruptura de tendones, fracturas, luxaciones, exceso de acido úrico, contracturas musculares, entre otras.

El dolor de hombro también puede se provocado por enfermedades en otra parte del cuerpo como p.ej.: una hernia de disco cervical, un tumor en los nervios que emergen de la columna cervical y van hacia el brazo, un infarto al miocardio, secuelas de una embolia o una hemorragia cerebral, un tumor pulmonar, neuropatía diabética, problemas psicológicos, etc.

Es muy importante realizar una evaluación medica minuciosa en estos pacientes y en caso necesario solicitar estudio rayos x, ultrasonido, resonancia magnética o estudios de electro miografía y conducción nerviosa, cuando el diagnostico no sea muy evidente. Sin embargo en la mayoría de los casos, un buen clínico puede realizar el diagnostico rápidamente sin necesidad de estudios sofisticados de gabinete.

El tratamiento del dolor de hombro dependerá de el diagnostico; así por ejemplo en caso de un tendinitis o bursitis, puede ser suficiente con unos días de reposo, analgésicos, desinflamatorios y compresas frías. Sin embargo si el dolor persiste mas aya de dos o tres semanas, es necesario recurrir a otro tipo de tratamientos para evitar que el dolor evolucione hacia un dolor crónica, situación nada deseable, por sus grandes repercusiones en la vida laboral, familiar y social del paciente.

El ozono puede ser generado por el hombre por medio de equipos especiales que transforman el oxigeno (02) en ozono (03), por medio de una descarga eléctrica silencios. Existen equipos generadores de ozono para uso medico, los cuales nos permiten dosificar el ozono de una manera muy precisa en mcg x ml, de tal manera que lo podemos utilizar como si fuera un medicamento, el ozono se extrae del equipo en forma de un gas con una jeringa y tiene que ser utilizado en ese momento, ya que no se puede almacenar porque es una molécula inestable que al poco tiempo se convierte de nuevo en oxigeno. Una vez que tenemos nuestra jeringa cargada con el gas ozono, ya lo podemos aplicar en el sitio deseado, es decir en la parte del cuerpo que deseamos tratar tal como lo hacemos con ciertos medicamentos.

La aplicación de ozono en pacientes que sufren de dolor de hombro es un valioso recurso que nos permite obtener un alivio inmediato del dolor en aquellos pacientes que padecen tendinitis, bursitis, artritis, hombro congelado o problemas degenerativos de la articulación.

El alivio del dolor lo observamos en tres fases o etapas: primero obtenemos un alivio inmediato como si se tratara de un anestésico local, debido a las características iónicas o eléctricas de la molécula de ozono que estabilizan las membranas celulares, en segundo lugar tenemos un efecto intermedio en el cual se activa el sistema antioxidante del organismo y se produce un poderoso afecto desinflamatorio, mejorando también la oxigenación de los tejidos y en tercer lugar se presenta un efecto tardío o regenerador tisular que fortalece los tejido incluyendo tendones, ligamentos, bursas y cartílago de las articulaciones.

Este efecto benéfico del ozono no es exclusivo de las articulaciones, también lo podemos aprovechar en neuropatías por atropamientos de nervios como en síndrome del túnel del carpo, hernias de disco, en músculos contraídos o inflamados, en medicina del deporte, en muy diversas patologías dolorosas, como herpes zoster, neuropatía diabética, dolor postraumático, heridas que no cicatrizan, dolores por mala circulación. Y en diversas patologías que producen dolor agudo y crónico. Los resultados muchas veces son sorprendentes tanto para el medico como para el paciente al sentir alivio de un dolor que venia padeciendo desde mucho tiempo atrás, y que le permite recuperar movimiento y funcionalidad de su articulación, pudiéndose reintegrar a su vida laboral y familiar.

En conclusión tenemos que el ozono es un molécula en forma de gas, la cual se aplica con mucho éxito para enfermedades dolorosas del hombro y otras articulaciones, así como en una gran variedad de enfermedades que producen dolor, debido a su potente efecto analgésico, desinflamatorio y regenerador tisular, que nos permite resolver problemas de dolor agudo y crónico que muchas veces son rebeldes a otro tipo de tratamientos, el cual es accesible, económico y con mínimos efectos secundarios.

Reforma No. 273, Esquina Rio San Miguel, Vado del Rio, Edificio Centro Médico del Rio, Tercer Piso modulo I. Hermosillo. Sonora México.
Tel. (662) 215-5133. E-mail: jaimerebeil@hotmail.com